newsletter

.

jueves 17-11-2011 cinefórum submarine

jueves 17-11-2011
cinefórum
submarine

20:00h

cinefórum

SUBMARINE (2010)

Submarine (2010) es uno de esos títulos donde la música tiene un notable protagonismo. Las cinco maravillosas canciones que Alex Turner, líder de Artic Monkeys, ha compuesto para este film, amplían su poesía, funcionan como una extensión de ese lado delirante de su protagonista, de ese loco deseo suyo por acceder a otro ángulo de la realidad. La vida está en otra parte hasta que te das de bruces con ella y, en esta joyita del último cine británico, parece que cada tema suene para marcar ese camino hacia la verdadera vida, allí donde los sueños confluyen en hechos, ese lugar donde lo que parecía imposible, invisible, acaba ocurriendo. Pero quizá ese romanticismo que el cineasta, Richard Ayoade, imprime a su ópera prima no se deba sólo al uso que hace de su espléndida banda sonora sino al hecho de adaptar una primera novela, la de Joe Dunthorne. Suele ocurrir que uno, al principio de su carrera de cineasta, tienda a querer contarlo todo por si acaso no hay segunda película, y uno no se conforme con detallar o ajustarse a la realidad: incluye el delirio, la fantasía, la ensoñación. En Submarine, hay tanto interés por narrar lo que ocurre como lo que transcurre en la cabeza de Lloyd Tate, un adolescente de 15 años, despierto y emprendedor, que tan pronto se enfrenta a la realidad como se sumerge en sus sueños. Un tránsito necesario, sobre todo si, como ocurre en Submarine, se cuenta un relato de iniciación, ese estado adolescente, de duda ante muchas experiencias nuevas.

La sinceridad de este joven narrador nos tiene enganchados toda la película: “La mayoría cree que son seres únicos, que no hay nadie como ellos en todo el planeta”, nos dirá Lloyd al principio de la película. Una forma de pensamiento muy masculina. Ya en 1959, François Truffaut, contemplaba la infancia de Antoine Doinel en Les 400 coups con la intensidad propia de quien mira en singular, como si nadie más hubiese tenido infancia. Las mujeres cineastas tienden a narrar los hechos teniendo muy presente que forman parte del mundo, que sus gestos son el eco de una infinidad de personas, tienen una concepción del mundo más comunitaria.

Sin embargo, más que al primer film de Truffaut, el debutante Richard Ayoade, reconoce la influencia de dos películas emblemáticas del cine americano de los 70: Badlands (Malas tierras, 1973) de Terence Malick y Taxi Driver (1977) de Martin Scorsese. No por su tratamiento de la violencia, sino por el uso desapasionado de la voz en off para un narrador que tiene muy clara su percepción de las cosas frente a una cruda realidad. Como ellos, Malick y Scorsese, el cineasta nobel ha aprovechado como ha podido la luz natural, procurando también rodar cuanto antes las tomas para no restarle frescura a la actuación. La milagrosa sensación de novedad que despide un film como Submarine, pese a contarnos las cosas de siempre, es la que nos seducirá este viernes, a las 22:00h, en la Tetería Alkimia. Diría que os espero, pero, sabiendo que la película no se ha estrenado en España y viene, desde hace tiempo, hiper recomendada, sé que llenaremos.

Un abrazo,

Dani Gascó

Sorry, comments are closed for this post.

© electropura, 2014                    c/ pintor salvador abril, nº 20, ruzafa - valencia 46005 (spain)                    contact